El sexo no siempre es sencillo. Hasta no hace tanto, los problemas sexuales eran un tabú del que no se podía hablar y, por tanto, era prácticamente imposible encontrar alguna solución para ellos, sobre todo cuando el problema era femenino. Hoy en día, por suerte, los problemas sexuales tanto masculinos como femeninos han dejado de ser un tabú y es mucho más sencillo solucionarlos, siempre y cuando se cuente con la ayuda adecuada.

soluciones a problemas sexuales

La mayoría de los problemas sexuales que sufren tanto hombres como mujeres son básicamente psicológicos, por lo que es relativamente fácil emprender el camino para solucionarlo. Es importante ser consciente de que con los problemas sexuales pasa como con cualquier otro tipo de enfermedad.

Hay muchos tipos diferentes que requieren soluciones muy concretas, y aunque en muchos casos uno mismo puede identificar la causa del problema y su solución, en la mayoría de ocasiones, la mejor opción es acudir a un sexólogo.

Problemas sexuales más comunes

La Anorgasmia

Quien sufre anorgasmia puede sentir excitación sexual, pero no llegar al orgasmo –o bien tardar demasiado a alcanzarlo–. No existe un medicamento concreto para curar este problema. A pesar de que hay quien defiende el uso de la mirtazapina para acabar con la anorgasmia, el mejor camino hacia la curación es la terapia con una sexóloga de confianza.

El Vaginismo

El vaginismo no es otra cosa que la contracción de los músculos de la vagina, que impiden la penetración. Como pasa con la anorgasmia, el origen es psicológico y la solución también pasa necesariamente por un especialista.

La Dispareunia

La dispaurenia consiste en un fuerte dolor que aparece antes de la penetración o durante esta y que puede afectar tanto a hombres como a mujeres. El origen puede ser tanto psicológico como orgánico (por ejemplo, debido a alergias), de modo que la solución es diferente según la causa. La única forma de solucionarlo es, una vez más, consultar con un especialista que pueda detectar el origen y recetar el medicamento o la terapia necesaria.

La Falta de Lubricación

Este es un problema fácilmente identificable y con una solución bastante sencilla: utilizar lubricante. Puedes optar por lubricantes neutros, de sabores, con sensaciones… Tenemos la solución, Mira los lubricantes que tenemos para ti.

La Frigidez

Esta expresión, que por culpa de la mala utilización ha perdido parte de su significado y ha derivado hacia un insulto de mal gusto, hace referencia a la incapacidad de la mujer de sentir placer durante la relación sexual. No se trata de una cuestión de voluntad. El origen lo encontramos en inseguridades, fobias, depresión…

La Impotencia

Este problema tiene muchos orígenes, que pueden ser tanto psicológicos como físicos. Sólo si aparece de forma continuada hay que consultar con un sexólogo.

La Eyaculación precoz

La eyaculación precoz es un problema que afecta de forma muy negativa a la pareja, ya que hace que aparezcan sentimientos de frustración por las dos partes. Como en el caso anterior, si es algo recurrente, hay que consultar con un especialista.

¿Has sufrido alguno de estos problemas sexuales? ¿Cómo los has solucionado?

¡Comparte tu experiencia en nuestra sección de comentarios!

 

665 View

¿Qué Opinas?