Aunque el sexo anal sea una práctica sobre la que aún planea la sombra del tabú –más de una religión la prohibió por considerar que era algo contra natura–, mucha gente lo practica alrededor del mundo. Aun así, también son muchas las personas que no quieren tener sexo anal porque temen que duela y que sea algo poco higiénico.

Consejos sobre sexo anal

El sexo anal es una de esas prácticas sexuales no recomendadas para todo el mundo. No es de esas cosas de las que se dice que deben probarse para opinar, porque es algo tan íntimo y personal que la decisión de probarlo debe surgir de una misma. Si de por sí el sexo anal no te parece algo atractivo, no te fuerces. Pero si por el contrario crees que es algo que te gustaría probar al menos una vez, hay unas cuantas cosas que deberías saber.

Aspectos Importantes a tener en cuenta en el Sexo Anal

Lo más importante es que debes sentirte cómoda con la idea de tener sexo anal, porque sólo así vas a sentirte a gusto a la hora de ponte a ello. No debes hacer nada si no estás completamente convencida.

En cuanto al dolor, no hay nada de qué preocuparse siempre y cuando el ano esté bien dilatado y lubricado. Para eso es importante utilizar un buen lubricante.  Te dejamos este enlace por si necesitas comprar lubricantes. Junto a la dilatación y lubricación, la higiene es el gran otro tema al que debemos prestarle atención.

lubricante sexo anal

Es muy importante que el ano esté limpio (una buena ducha antes del sexo es más que suficiente). Además, es aconsejable que se utilice preservativo durante el sexo anal, tanto para evitar posibles enfermedades de transmisión sexual como para mantener una buena higiene y prevenir infecciones. Ten en cuenta que existen preservativos especiales para sexo anal, más gruesos y con una lubricación especial.

Siguiendo con el tema de la higiene y la salud, es importante evitar la penetración vaginal después de la anal para evitar infecciones. Si quieres hacerlo, asegúrate de limpiar correctamente el pene o bien cambiar el preservativo.

La penetración en el sexo anal debe ser muy suave para evitar problemas y el ritmo debe llevarse también con suavidad. Si no sigues esos consejos, es posible que sufras una lesión en el ano.

Si tienes dudas con las posturas que puedes adoptar, en ese sentido tienes tantas opciones como permita tu imaginación. Prácticamente todas las posturas del sexo vaginal son aptas para el sexo anal: el misionero, el perrito, de lado… La cuestión es que tanto tú como tu pareja debéis sentiros a gusto con la postura para poder disfrutarla completamente.

Y terminamos con una duda muy extendida que le surgirá a cualquier persona que quiera practicar sexo anal por primera vez: ¿puedo alcanzar el orgasmo con el sexo anal? En ese sentido, los sexólogos no se ponen de acuerdo. Hay quien dice que dado que no se estimula el clítoris es imposible tenerlo, mientras que hay otros que creen que sí es posible, gracias a las terminaciones nerviosas que se encuentran en el ano. Así que, como suele decirse, tendrás que probarlo para descubrirlo.

¿Qué opinas? ¿Lo has probado?

1685 View

¿Qué Opinas?