Errores en la cama, nadie nace aprendido, y en el tema del sexo, aún menos. La perfección en la cama es algo muy complicado de conseguir, al menos para aquellos que no se comunican con sus parejas.

Ser consciente de los errores en la cama para ir aprendiendo de ellos

Como decíamos, eso se puede hacer únicamente si uno habla con su pareja del tema para saber lo que hace mal. El problema viene cuando uno no tiene pareja estable, porque terminar una noche de pasión casual con un examen sobre las dotes amatorias de uno no es precisamente una buena idea.

errores en la cama Imagen de nosotras

Por eso vamos a repasar los principales errores tanto de hombres como de mujeres. Si quieres mejorar en la cama, coge papel y boli y presta atención a todas las cosas que puedes estar haciendo mal en la cama.

Los errores en la cama de ellos 

Saltarse los preliminares. El sexo no es sólo penetración, sobre todo para las mujeres, que necesitan más tiempo para excitarse y para conseguir una buena lubricación que permita un buen sexo, así que los juegos previos son imprescindibles.

Ser demasiado violento. Eso es cuestión de gustos, por supuesto, pero por lo general hay que evitar ser demasiado brusco a la hora de masturbar a la mujer, de estimular los pechos…

Centrarse sólo en una zona. Está bien dedicar un buen rato a determinadas zonas erógenas, pero no hay que olvidar que hay muchas. Dedícale un poco de tiempo a diferentes zonas en lugar de dedicarle muchísimo tiempo a uno sola.

Olvidar los besos. Besar es importante en las relaciones sexuales, y no hablamos únicamente de los besos en la boca. Bésala por todo el cuerpo para excitarla.

Creer que estás en una película porno. No a todas les gusta que te comportes como si estuvieras en una película porno, así que deja los numeritos de los azotes y el agarrar por el pelo para aquellas mujeres que sabes que les gusta.

Los errores en la cama de ellas 

Darle toda la responsabilidad a él. En el sexo, la mujer no debe limitarse a recibir. A los hombres les gustan las mujeres que toman la iniciativa en la cama, así que no debes esperar que él lo haga todo.

Usar los dientes en el sexo oral. A la hora de hacer sexo oral, hay que vigilar mucho con los dientes, porque puedes hacerle daño a tu pareja.

Ser vergonzosa. Con vergüenza, no hay sexo. O al menos, no buen sexo, porque la vergüenza elimina todo rastro de sensualidad y puede acabar muy rápidamente con la atmósfera. Hay que trabajar en los complejos que una pueda tener para eliminarlos y así poder disfrutar del sexo de verdad.

Estimular su ano sin saber si le gusta. Eso es algo extremadamente personal que puede enfadar a más de uno, así que hay que evitar hacerlo a menos que lo pida o una sepa que le gusta.

Dar por sentado que él siempre tiene ganas. Olvida los tópicos, porque un hombre no es un animal sexual. Respétalo si está cansado o si simplemente, no tiene ganas de sexo en ese momento.

Son sólo algunos de los errores más corrientes que puedes evitar para tener mejores relaciones sexuales, pero si de verdad quieres sexo perfecto, recuerda que la comunicación es el secreto.

 

660 View

¿Qué Opinas?