Aprende a cumplir tus fantasías con juguetes eróticos

Todo el mundo tiene fantasías sexuales. Da igual si eres hombre o mujer, si eres heterosexual, homosexual o bisexual, si eres joven, adulto o viejo, si tienes pareja o estás soltero, si tu vida sexual es satisfactoria o hay mucho que mejorar en ella… Sean cuales sean sus circunstancias personales, lo más normal es que tengas fantasías eróticas, desde cosas sencillas como utilizar juguetes eróticos hasta fantasías más ambiciosas, como hacer un trío.

Hay muchos tipos de fantasías eróticas, que podríamos agrupar en dos grandes grupos: las fantasías sexuales para excitarse y las fantasías sexuales.

ANILLO VIBRADOR   KIT MINI JUEGOS PARA LA PAREJA   lubricante_retardantes

Las fantasías sexuales para excitarse

Contrariamente a lo que mucha gente piensa, el tener una fantasía sexual no significa necesariamente que uno quiera hacerla realidad. En muchas ocasiones, lo que provoca placer y ayuda a excitarse es imaginar una situación que uno sabe que no haría realidad. Es el caso de las fantasías de violación o de fantasías homoeróticas de muchas mujeres o de las fantasías de tríos y orgías de la mayoría de hombres.

A la hora de la verdad, no todas las personas que se excitan imaginando esas situaciones las llevarían realmente a cabo, y eso está bien, porque hay fantasías que sólo funcionan cuando se quedan precisamente en ese plano, el de la irrealidad.

Promociones sex shop online

Las fantasías sexuales que uno desea hacer realidad

En el segundo grupo encontraremos las fantasías sexuales que uno sí quiere hacer realidad. Suelen ser fantasías sexuales más accesibles, como tener sexo en lugares públicos, realizar determinadas posturas o utilizar algunos juguetes eróticos.

Dado que las fantasías eróticas que entran dentro del primer grupo se quedan en la mente de cada cual y no hay nada que añadir sobre eso, vamos a centrarnos en las fantasías sexuales que nos ayudan directamente con nuestra vida sexual. En este plano, los juguetes eróticos pueden hacer muchísimo por nosotros y por nuestros deseos más ocultos.

Los disfraces. Este juguete erótico está entre las fantasías más comunes, tanto de hombres como de mujeres (hombres de uniforme, enfermeras…). Cumplir esta fantasía está al alcance de cualquiera. Basta un disfraz erótico y algunos accesorios y dejar volar la imaginación.

La dominación. Una de las pocas cosas que hay que agradecer al cuestionable boom de las novelas BDSM es que hayan ayudado a que las mujeres hablen con menos pudor sobre estas prácticas y muestren un gran interés por los juguetes eróticos de dominación y sumisión. Entre este tipo de juguetes eróticos, los más comunes son las fustas, los antifaces, las esposas… Se pueden comprar los juguetes eróticos de forma individual o bien comprarlos en packs o kits.

El streaptease. Esta es una fantasía más común entre los hombres que entre las mujeres. ¿Por qué no regalarle a tu pareja un buen streaptease? Hazlo como una profesional, con pezoneras y otros accesorios eróticos… y lo dejarás sin aliento. Y si puedes acompañar la actuación con juguetes eróticos, mejor que mejor.

Lencería sexy. No es propiamente un juguete erótico, pero cualquier hombre se volverá loco si ve a su pareja con un conjunto de lencería explosivo. Y para él, ¿por qué no probar un juguete erótico nuevo y utilizar ropa interior comestible?

Atrévete a disfrutar de tus fantasías sexuales y a hacerlas realidad, con o sin juguetes eróticos. Cumplir esas fantasías que de verdad quieres probar al menos una vez en la vida es la clave para una vida sexual saludable y satisfactoria. ¡A disfrutar!

1232 View

¿Qué Opinas?